19 August 2022
 

8 Julio 2012. Algo grave está pasando en Colombia en asunto de moral. A base de llamar mojigatería a todo intento sensato de defender la moral pública, se les van quitando piso y figura a la ética, a la moral pública, al ordenamiento social, que garantizan una convivencia humana de calidad. Y como nadie quiere pasar por mojigato, se guarda sus principios y valores para el gasto doméstico, y ¡viva la tolerancia!, ¡viva el relativismo moral! Autor:  Padre Alfonso Llanos Escobar, SJ.  Fuente, periódico el tiempo, Colombia.

No es asunto de casa. Ya el Papa actual, el día mismo de su elección, en su alocución de saludo a la multitud, llamó la atención sobre el relativismo moral, que carcome los fundamentos mismos de la convivencia humana y del crecimiento de la personalidad.

18 Junio 2012  Por "procreación artificial " o " fecundación artificial " se entienden diversos procedimientos técnicos encaminados a lograr la concepción de un ser humano por una vía diversa de la unión del varón con la mujer.  Fuente: Vida humana internacional, Aciprensa.

Modalidades  Se trata de lograr la unión de los gametos masculinos (espermatozoide) y femenino (óvulo) mediante procedimientos técnicos. Esa unión puede darse dentro del cuerpo de la mujer (inseminación artificial o fecundación intracorpórea) o fuera (fecundación extracorpórea).

 Comienzo de la existencia de la persona.   La existencia de la persona humana comienza desde su concepción. Es decir, desde el instante en que el espermatozoide humano penetra el óvulo humano y lo fecunda, momento en que comienza el conjunto de fenómenos biológicos que conducen a la singamia (unión de los pronúcleos masculino y femenino), donde queda definitivamente organizado el genoma propio de cada ser humano, el que es inalterable

Junio 2012.  Fuente (interrogantes net) En la historia de los derechos humanos ocupa un lugar preliminar el reconocimiento de la libertad de conciencia. Quizás una de sus manifestaciones más claras sea el derecho a la objeción de conciencia. Las demandas que, históricamente, se han ido acogiendo a la objeción de conciencia han sido muy variadas. Podemos citar, en el pensamiento griego, el caso de Antígona, que se negó a obedecer las órdenes del rey por respetar los dictados de su conciencia. Otro ejemplo podemos encontrarlo en Tomás Moro, ejecutado por orden de Enrique VIII en la Inglaterra del siglo XVI. Su negativa a acatar una decisión del monarca se fundamentó en que ésta agredía profundamente su conciencia. Decía: “En mi conciencia, este es uno de los puntos en que no me veo constreñido a obedecer a mi príncipe… Tenéis que comprender que en todos los asuntos que tocan a la conciencia, todo súbdito bueno y fiel está obligado a estimar más su conciencia y su alma que cualquier otra cosa en el mundo”.

CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

INSTRUCCIÓN   DONUM VITAE  SOBRE EL RESPETO DE LA VIDA HUMANA NACIENTE  Y LA DIGNIDAD DE LA PROCREACIÓN

PREÁMBULO  Diversas Conferencias Episcopales y numerosos obispos, teólogos, médicos y hombres de ciencia, han interpelado la Congregación para la Doctrina de la Fe, planteando la cuestión de si las técnicas biomédicas que permiten intervenir en la fase inicial de la vida del ser humano y aun en el mismo proceso procreativo son conformes con los principios de la moral católica. La presente instrucción, que es fruto de numerosas consultas y en particular de un examen atento de las declaraciones episcopales, no pretende reproducir toda la enseñanza de la Iglesia sobre la dignidad de la vida humana naciente y de la procreación, sino ofrecer, a la luz de la doctrina precedente del Magisterio, una respuesta específica a los problemas planteados