27 November 2021
 

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

Noviembre 28  de 2021

 Entrada: Hoy con el Adviento, también comenzamos el nuevo año litúrgico. El Adviento es tiempo de espera gozosa. Modelo de la larga travesía de la humanidad por el mundo. Las lecturas de hoy nos recuerdan la segunda venida de Cristo. Pero sin olvidar que Él viene diariamente a nosotros, cuando comulgamos y en especial cuando estamos reunidos en comunidad para celebrar la Eucaristía. Es Adviento: levantémonos y estemos despiertos porque llega el Señor.

 Corona de Adviento: Ahora encenderemos el primer cirio de la “Corona de Adviento”, en nuestro camino hacia la Navidad. Encendemos, Señor, esta luz, como aquél que permanece vigilando, en vela, esperando para salir el encuentro del Señor que viene. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen. En esta primera semana de Adviento, queremos estar atentos y preparados, como María, para acoger al mensajero que nos trae la mejor noticia, la más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

 Lecturas: Las lecturas de este primer domingo de Adviento nos exhortan a estar atentos, con nuestra cabeza levantada y orando en todo tiempo. Para que seamos testigos de la venida del Señor. Escuchemos con atención.

 Ofrendas: Sobre el altar vamos a poner no solo el pan y el vino para el sacrificio, sino nuestra vida llena de sinsabores, enfermedades y dificultades.

 Comunión: Nuestra fe crece mucho más, cuando nos hacemos partícipes del pan eucarístico. Así, nuestras tristezas se cambian en alegrías. Comulguemos con fe.

ORACIÓN UNIVERSAL

 Queridos hermanos: En la espera del Redentor, dirijamos nuestras súplicas al Padre que está en cielo, para que salga al encuentro de nuestras necesidades y de las de todos los hombres, oremos diciendo: Visita a tu pueblo, Señor.

  1. Por la Iglesia, nuestra Madre, para que siempre esté atenta cuando el Señor viene diariamente a nosotros. Roguemos al Señor.
  2. Por nuestros gobernantes para que dirijan los destinos de sus pueblos con justicia y equidad y promuevan así, una Colombia mejor. Roguemos al Señor.
  3. Por nuestros hogares para que renazca en ellos la esperanza y el amor y así vivamos la alegría del nacimiento de Cristo. Roguemos al Señor.
  4. Por los que no creen en Dios, para que ellos reciban la luz de la fe durante este Adviento. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros, los aquí reunidos en comunidad, para que este Adviento sea tiempo de alegría y esperanza y superemos la rutina y la pereza.Roguemos al Señor.

 Tú nos revelas, Oh Padre, que cuanto más intensa es nuestra espera, tanto más rico será el don; acoge nuestros ruegos y aumenta nuestra esperanza en la venida de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor. Que vive y reina por los siglos de los siglos.

 SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

Diciembre 5 de 2021

 Entrada: En este domingo encontramos la impresionante figura de Juan el Bautistay sumensaje de conversión para prepararnos en este Adviento a la venida definitiva delSeñor. Que nuestra participación en esta Eucaristía nos anime a compartir connuestros hermanos y así sintiéndonos familia de Dios, procuremos vivir en la unidad. 

 Corona de Adviento: Deseamos, Señor,  con esta segunda luz que encendemos, que intensifiques el resplandor de tu rostro para los que viven en tinieblas y en sombras de muerte. Que la Luz de tu presencia,  alumbrada en nuestras vidas, nos haga percibir nuestras orgullosas altiveces y nuestros abismos de pecado. Equilibra y allana nuestras vidas, Señor, y haznos caminos de acceso hacia Ti  para los hombres en destierro,  alejados de Ti y de los hermanos. Señor, para que seamos contigo  luz atrayente y seductora, ¡Ven, Señor, Jesús! 

 Lecturas: Juan Bautista nos llama al desierto, a salir de las ocupaciones que no nos dejan escuchar a Dios, para emprender un camino de conversión exigente y radical, en vistas a recibir al Esperado de las naciones y ser dignos de Él. 

 Ofrendas: Unamos al pan y al vino, que se depositan sobre el altar, nuestra vida llena de gozos y esperanzas, de tristezas y de alegrías. 

 Comunión: Al que esperamos en la segunda venida es el mismo que vino en la historia y se quedó en la Eucaristía. Comulguemos con él. 

ORACIÓN UNIVERSAL

 Queridos hermanos:  Con gozo por la cercanía de Dios, despojémonos de cuanto nos esclaviza y aleja de Él, y pidámosle que nos ayude a preparar la llegada del Mesías Salvador a nuestras vidas. Digamos todos: Señor, te lo pedimos con fe

  1.  Para que en la Iglesia todos podamos reconocer el rostro de Dios, que sale a nuestro encuentro con una oferta incondicional de salvación y libertad. Oremos.
  2. Para que el Espíritu del Salvador que viene a traernos la verdadera paz, la derrame en los corazones y pueblos que viven la angustia de la guerra, el odio o la desesperación. Oremos.
  3. Para que todos los cristianos trabajemos con alegría en la construcción de una sociedad más justa, solidaria y equitativa, viviendo a plenitud el mensaje del Señor y esperanzados por su venida. Oremos.
  4. Para que la proximidad del nacimiento del Mesías sensibilice a todos los que peregrinamos en la Arquidiócesis de Ibagué, nos anime a compartir lo que somos y tenemos, en la búsqueda de la unidad. Oremos.

 Escucha, Señor nuestra oración y aumenta nuestra capacidad de entrega y amor para colaborar eficazmente en el anuncio de tu evangelio y para preparar los corazones a la conversión. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén. 

 LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA 

SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Diciembre 8 de 2021

 Entrada: En el caminar del tiempo del Adviento, honramos en esta solemnidad a María Santísima, en su Inmaculada Concepción. Ella supo asociarse plenamente con su Hijo Jesús en su lucha contra el pecado. También con toda la Iglesia concluimos solemnemente este año en el que la Iglesia  nos ha puesto como modelo de vida al Glorioso Patriarca San José. Celebremos en acción de gracias por todos los frutos de este año en la vida personal, familiar y eclesial.

 Lecturas: Seamos testigos de las maravillas que Dios obró en la persona de María y tratemos de seguir sus pasos. Escuchemos este mensaje. 

 Ofrendas: Toda nuestra vida que no está exenta del pecado, debe convertirse en ofrenda que sube hasta Dios por intercesión de la Virgen María. 

 Comunión: Para lograr nuestra victoria sobre el pecado, a ejemplo de María, comulguemos también con la vida y los sentimientos de Cristo. 

ORACIÓN UNIVERSAL

 Queridos hermanos: Sin apartarnos del Adviento dentro del cual nos hallamos, elevemos nuestras súplicas confiadas por intercesión de María, quien fue preservada de toda mancha de pecado, diciendo: Por intercesión de María, escúchanos, Señor.

  1.  Con toda la Iglesia peregrina en medio de luces y sombras, te rogamos que el Papa, los obispos, presbíteros, diáconos, religiosos y laicos sean fortalecidos en su lucha contra el pecado.Oremos.
  2. Con todos los responsables de la buena marcha de las naciones y de los pueblos, te rogamos que María Santísima se convierta en un faro de esperanza y su intercesión sea fuente segura de paz.Oremos.
  3. Con todos los que en estos días se alegran por las primicias de su ordenación sacerdotal o recogen el fruto de sus estudios adelantados durante el año, te rogamos que perseveren hasta el final.Oremos.
  4. Con todos los que hemos vivido este año en  honor de san José, te pedimos Señor que su intercesión nos ayude a  conseguir la paz de nuestra patria y renueve en nuestros jóvenes la esperanza,  la alegría que la violencia nos quiere arrebatar, para que construyamos juntos  una Colombia llena de valores y de fe. Oremos
  5. Con esta comunidad reunida y con los que no han podido venir, te rogamos que fijándonos en el modelo de vida cristiana que tenemos en María, sepamos avanzar hacia la meta de la santidad.Oremos.

 Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, te bendecimos, porque a través de la Virgen María, sigues haciendo obras grandes en nosotros; escucha esta oración y haz que, por su intercesión, alcancemos cuanto te hemos pedido. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

 TERCER DOMINGO DE ADVIENTO “DE GAUDETE”

Diciembre 12 de 2021

 Entrada: “¡Estén siempre alegres!”. Esta recomendación del apóstol San Pablo nos invita a la alegría por la proximidad del nacimiento del Señor. Que como Juan el Bautista preparemos el camino del Señor convirtiéndonos de todo corazón. Celebremos con fe y con la alegría propia del cristiano. 

 Corona de Adviento: Encendemos, Señor, esta tercera luz más cercana ya a la noche buena de la Luz Mayor. Queremos dar testimonio de tu Luz, Señor, como hizo Juan el Bautista, No somos nosotros la Luz, pero sí los testigos de la Luz verdadera venida a este mundo. Deseamos, Señor,  con esta tercera luz que encendemos, que el fuego de tu Espíritu encienda nuestros corazones y los convierta en luminarias para los demás. Danos un corazón que vea  las necesidades de nuestro prójimo para compartir con él lo mejor que somos y tenemos. Quema en tu hoguera, Señor,  toda la paja de nuestras vidas y reúne nuestros granos en pan comunitario para renacer en Belén, la Casa del Pan. Para que Te revelemos  como buena y gozosa Noticia para los hombres, tan necesitados de reconocerse como hijos de Dios en la Cuna comunitaria de Belén,  ¡Ven, Señor, Jesús!

 Lecturas: Juan el Bautista tiene un papel muy importante: dar a conocer al desconocido, aquel que está “en medio de nosotros”. Escuchemos con atención. 

 Ofrendas: Unamos al pan y al vino, que se depositan sobre el altar, nuestra vida llena de gozos y esperanzas, de tristezas y de alegrías. 

 Comunión: Al que esperamos en la segunda venida es el mismo que vino en la historia y se quedó en la Eucaristía. Comulguemos con él.  

 ORACIÓN UNIVERSAL

 Queridos hermanos: Nuestro Dios ya llega a hacer justicia y viene a salvarnos; por eso, oremos con gozo cristiano, diciendo: Ven, Señor Jesús. 

  1.  Pidamos al Señor por la Iglesia que está en el mundo, para que predique siempre con alegría la salvación que Jesús nos trae.  Roguemos al Señor.
  2. Pidamos al Señor por quienes son responsables del gobierno de los pueblos, para que siempre trabajen con honestidad y justicia, pensando siempre en la lucha por la paz y la fraternidad. Roguemos al Señor.
  3. Pidamos al Señor por los enfermos, ancianos, encarcelados y pobres, para que sientan el consuelo que viene de lo alto. Roguemos al Señor.
  4. Pidamos al Señor por todos los que peregrinamos en esta comunidad parroquial que nos animemos a compartir lo que somos y tenemos, construyendo así el Reino de Dios. Roguemos al Señor.

 Dios nuestro, que nos alegras cada año con la primera venida de tu Hijo, haz que también nos regocijemos cuando Él vuelva revestido de gloria. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

 CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO

Diciembre 19 de 2021

 Entrada: Acercándonos a la Navidad la liturgia nos evoca los momentos previos al nacimiento del Mesías como fueron su Anunciación y Encarnación en el seno de la Virgen María. Que la escucha de la Palabra y la recepción del Cuerpo y de la Sangre de Cristo en esta Eucaristía nos ayuden a fortalecer la unidad en nuestras familias. 

 Corona de Adviento: Encendemos, Señor, esta cuarta luz, redoblando nuestro deseo de llegar,  limpios e irreprochables, a tu gran Día sin ocaso. Oh Dios, restáuranos;  que brille tu rostro y nos salve. Te necesitamos, Cristo, a Ti, Luz Viva y Verdadera, para aclarar e iluminar los caminos que nos conducen a Ti,  Camino de los caminos humanos. Enciéndenos tú, Señor,  nuestras lámparas que te esperan,  cargadas del aceite de nuestras mejores obras. Que Te alumbremos, como María, Aurora del Sol naciente,  en nuestras palabras y obras para luz del mundo y de los hermanos Para que así sea, Luz de Luz,  Dios verdadero de Dios verdadero, ¡Ven, Señor, Jesús! 

 Lecturas: Esta palabra nos presenta de manera bellísima el misterio de la salvación ¿Cuál es el papel de María en el misterio de la encarnación? ¿Qué actitud tuvo ante el llamamiento de Dios? Escuchemos. 

 Ofrendas: Nuestros propósitos, alegrías y expectativas trazados durante estos días de la Novena de Navidad tienen que ser la ofrenda de este día. 

 Comunión: Anticipadamente recibamos en nuestra vida al «Dios con nosotros» y para eso acerquémonos a comulgar con fe y alegría. 

 ORACIÓN UNIVERSAL

 Queridos hermanos: Preparémonos con júbilo a la llegada de Jesús en esta Navidad y, unidos plenamente a la Virgen María, dirijamos a Dios nuestra plegaria, diciendo: Mira a la llena de gracia y escúchanos

  1.  Para que toda la Iglesia, junto con el Papa, los Obispos, presbíteros y diáconos, avance con fe hacia la próxima Nochebuena. Roguemos al Señor.
  2. Para que todas las naciones, en unión con quienes la gobiernan, descubran y encuentren en Jesús, Hijo de Dios, la verdadera paz. Roguemos al Señor.
  3. Para que todas las familias de nuestra arquidiócesis hagan posible durante estos días el diálogo sincero, el perdón y la reconciliación, fruto del deseo de vivir la unidad. Roguemos al Señor.
  4. Para que nuestra comunidad entienda que el ser hijos de Dios comienza con el compartir y el estar disponibles al servicio de los demás, a ejemplo de María Santísima. Roguemos al Señor.

 Padre Celestial, que quisiste habitar entre nosotros y te encarnaste en las entrañas de María, acoge las súplicas de tus hijos, y haz que lleguemos bien preparados a la próxima fiesta de la Navidad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén. 

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD

Misa Vespertina de la Vigilia

Diciembre 24 de 2021

Entrada: Al celebrar la vigilante espera del nacimiento de Jesús, debemos tener la certeza que su presencia en medio de nosotros, es el inicio de una vida según su evangelio. Con estos sentimientos preparémonos a recibir al Salvador del mundo. 

 Lecturas: Dios se hace hombre para manifestarse a los hombres y establecer su morada con nosotros. Escuchemos con atención. 

 Ofrendas: Ofrezcamos al Padre la alegría por la cercanía del “sol que nace de lo alto” y el compromiso de ser luz para los demás. 

 Comunión: La comunión que recibimos debe ser el combustible que nos mueva a anunciar la presencia de Dios entre nosotros. Acerquémonos gozosos. 

ORACIÓN UNIVERSAL 

 Queridos hermanos: Exultemos de gozo cristiano al celebrar en este año, el nacimiento de Dios entre nosotros, y confiemos a su bondad nuestras intenciones en oración diciendo: Te rogamos, óyenos 

  1.  Para toda la Iglesia y para sus ministros ordenados, el Papa, los Obispos, los presbíteros y diáconos, pidamos en este día la abundancia de la salvación. Oremos.
  2. Para quienes rigen los destinos de los pueblos en el mundo y en Colombia, supliquemos que obtengan como regalo en esta Navidad abundancia de paz y perdón. Oremos.
  3. Para todos los pobres, los secuestrados, los enfermos y los desplazados, roguemos el consuelo, la fortaleza y la esperanza que vienen de Dios. Oremos.
  4. Para esta comunidad de bautizados aquí reunidos pidamos que, asumiendo conscientemente nuestra condición de hijos de Dios, procuremos siempre vivir en unidad. Oremos.

 Dios y Padre nuestro, que te has dignado bajar hasta nosotros para participarnos de tu divinidad, escucha la oración de tus hijos, y conserva en ellos la alegría espiritual propia de estas fiestas de Navidad. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD

Misa  del día

Diciembre 25 de 2021

Entrada: Es Navidad. Ha nacido el Salvador, el Mesías, el Señor. De ahora en adelante, la alegría por el nacimiento de Jesús, debe manifestarse en la vivencia de los valores del reino, ofrecidos en la Misión de la Familia. Celebremos esta eucaristía de Navidad, con la certeza de que Jesús nace en el corazón preparado para recibirlo. 

 Lecturas: Esta Palabra nos compromete a ser adoradores de Dios Padre en su Hijo Jesús, pues Él nos da a conocer toda la bondad y amor divino hacia el mundo. 

 Ofrendas: A Jesús recién nacido, le podemos ofrecer como regalo en esta fiesta, nuestra vida y el deseo de compartir como familia de Dios lo que somos y tenemos, para construir entre todos los  la unidad querida por el Señor. 

 Comunión: Jesús se digna habitar en cada uno al hacernos partícipes ahora, de su Cuerpo y de su Sangre. Recibámoslo en el pesebre de nuestro corazón. 

 

ORACIÓN UNIVERSAL 

 Queridos hermanos: Exultemos de gozo cristiano al celebrar en este año, el nacimiento de Dios entre nosotros, y confiemos a su bondad nuestras intenciones en oración diciendo: Te rogamos, óyenos 

  1.  Para toda la Iglesia y para sus ministros ordenados, el Papa, los Obispos, los presbíteros y diáconos, pidamos en este día la abundancia de la salvación. Oremos.
  2. Para quienes rigen los destinos de los pueblos en el mundo y en Colombia, supliquemos que obtengan como regalo en esta Navidad abundancia de paz y perdón. Oremos.
  3. Para todos los pobres, los secuestrados, los enfermos y los desplazados, roguemos el consuelo, la fortaleza y la esperanza que vienen de Dios. Oremos.
  4. Para esta comunidad de bautizados aquí reunidos pidamos que, asumiendo conscientemente nuestra condición de hijos de Dios, procuremos siempre vivir en unidad. Oremos.

 Dios y Padre nuestro, que te has dignado bajar hasta nosotros para participarnos de tu divinidad, escucha la oración de tus hijos, y conserva en ellos la alegría espiritual propia de estas fiestas de Navidad. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

 

LA SAGRADA FAMILIA DE JESÚS, MARÍA Y JOSÉ

Diciembre 26 de 2021

Entrada: Jesús ha nacido. La Liturgia nos invita a vivir los ejemplos de humildad, sencillez y amor a Dios que nos presenta la Sagrada Familia de Nazaret. Ofrezcamos esta celebración por las familias de todo el mundo, para que Jesús nazca en cada una de ellas, especialmente en las de nuestra Arquidiócesis. Celebremos. 

 Lecturas: Descubramos en este pasaje, el ejemplo de vida de la Familia de Nazaret. Acojamos esta enseñanza que hoy nos regala. 

 Ofrendas: Ofrezcamos al Padre la alegría de vivir en una familia cristiana y el compromiso de ser en ella, ejemplos de fraternidad. 

 Comunión: La comunión que recibimos debe ser el combustible que nos mueva a anunciar la presencia de Dios entre nosotros, iniciando en nuestras familias. 

 ORACIÓN UNIVERSAL 

 Queridos hermanos: Imploremos la bendición de Dios sobre la gran familia humana y sobre todos los hogares cristianos. Digamos con fe: Te rogamos, óyenos

  1.  Para que la Iglesia pueda anunciar con entusiasmo el camino de salvación que nos mereció Jesús. Oremos al Señor. 
  2. Para que la sociedad civil promueva leyes que garanticen la libertad de las familias y del bien común. Oremos al Señor.
  3. Para que los padres y los hijos formen un ambiente familiar donde reine el amor, la piedad y el respeto. Oremos al Señor.
  4. Para que colmes de bendiciones y fortaleza a los hogares con problemas y sean la ayuda que los haga salir adelante. Oremos al Señor.
  5. Para que la comunidad arquidiocesana se anime a compartir y procure vivir los valores del reino. Oremos al Señor. 

 Dios y Padre nuestro, que quisiste que tu Hijo naciera en el seno de una familia humana, escucha nuestras oraciones, y has de todos los hogares una Iglesia doméstica donde se predique y viva la fe, y donde se practique el amor a Ti y al prójimo. Por Cristo nuestro Señor. Amén. 

 

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

Enero 1 de 2022

 Entrada: Convocados por Dios, y reunidos en su nombre, celebramos esta Eucaristía al inicio de este nuevo año. Vivámoslo con María, la Madre de Dios y en comunión de sentimientos en esta jornada mundial de la paz, pidamos al Señor, Príncipe de la paz, que conceda a nuestra patria, la paz que tanto anhelamos.

Lecturas: Al escuchar este mensaje, imploremos la bendición y la paz de Dios, para poder caminar en su presencia todos los días de este año.

Ofrendas: Confiémosle a Dios nuestros proyectos y planes para este año, contando para ello con la peregrina de nuestra fe, la Virgen María.

Comunión: Entremos en comunión de vida con Cristo, Príncipe de la paz y podremos estar seguros de progresar a lo largo de este año.

 ORACIÓN UNIVERSAL

 Queridos hermanos: Habiendo iniciado este año  con la bendición y la paz de Dios, llenos de alegría por la maternidad divina de la Virgen María, dirijamos al Padre, nuestra oración filial y confiada, diciendo: Escúchanos, Padre, por intercesión de la Virgen María. 

  1.  Por la Iglesia: para que, imitando el ejemplo de la Virgen María, imagen y modelo de la Iglesia, sea dócil en la escucha de la palabra de vida y lleve a todos los hombres el don del Salvador.Oremos.
  2. Por todos los pueblos de la tierra: para que sepan vencer las sugerencias de la violencia y de la guerra, y consagren todas sus energías y riquezas a la edificación de una paz estable. Oremos.
  3. Por las víctimas de la violencia, por los perseguidos, los marginados, los oprimidos: para que se les reconozcan sus derechos de hombres libres y se respete en ellos la imagen del Hijo de Dios, hecho hombre por nosotros. Oremos.
  4. Por los que estamos aquí reunidos: para que el nuevo año, que nos regala la bondad del Padre, sea vivido por nosotros como tiempo de gracia, en una adhesión activa y serena a su voluntad. Oremos.

 Que tu Espíritu Santo, Señor Dios, guie nuestros pasos en este año por el camino de la paz, y que nuestras peticiones sean escuchadas por intercesión de María, Madre de tu Hijo Jesucristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén. 

  

Solemnidad de la Epifanía del Señor

Enero 2 de 2022

Entrada: Celebramos hoy la solemnidad de la Epifanía, o manifestación del Señor.

Esta fiesta nos ilumina, porque hemos recibido el don más precioso: Jesucristo.  Guiados por la estrella de nuestra fe caminemos juntos como un solo pueblo hacia el reconocimiento de Jesús como el Salvador.Celebremos con fe y mucha alegría.

 Lecturas: Los sabios buscan con plena sinceridad a Cristo para ofrecerle sus riquezas, su fe, su amor y ofrecerse a sí mismos. Estamos invitados a encontrar a Cristo en su Palabra y en la Eucaristía.Escuchemos con atención.

 Ofrendas: Como los sabios, nosotros también ofrecemos en este momento al Señor nuestros presentes, especialmente nuestro corazón dispuesto a recibirle. 

 Comunión: Cristo se nos ha manifestado hoy y se presenta también bajo las especies del pan y el vino. Acerquémonos a comulgar con mucha fe y devoción.

 ORACIÓN UNIVERSAL

 Queridos hermanos: Presentemos nuestras oraciones al Señor en este día santo en que Dios ha manifestado su poder a las naciones, la salvación a los pueblos y a nosotros la luz de su gloria. Unámonos diciendo: Ilumina a todos los pueblos, Señor.

  1.  Por la santa Iglesia de Dios: para que sea siempre y en todos sus miembros camino y luz para todos los pueblos. Roguemos al Señor.

2.    Por los gobernantes: para que en sus decisiones busquen lo que conduce a la paz y a la justicia. Roguemos al Señor.

3.    Por los hombres de todas las razas, religiones y culturas: para que movidos por la luz de Dios, caminen hacia Cristo, plenitud de la verdad. Roguemos al Señor.

4.    Por los enfermos y por cuantos luchan y sufren sin esperanza: para que se les manifieste el amor de Cristo que les conforte en la prueba. Roguemos al Señor.

5.    Por todos nosotros: para que la luz de Cristo invada cada momento de nuestras vidas y caminemos seguros hacia la meta de la perfección cristiana. Roguemos al Señor.

 

Escucha nuestras oraciones, Dios todopoderoso y eterno, y haz que los que hemos conocido y adorado a tu Hijo Jesucristo, vivamos siempre como hijos de la luz y nos esforcemos por iluminar con su luz a todos los pueblos y naciones. Por Jesucristo, nuestro Seño

 FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

Enero 9 de 2022

Entrada: Celebramos hoy la fiesta del Bautismo del Señor, hecho que manifiesta la identidad Divina de Jesús y señala su misión. Con esta fiesta del Bautismo del Señor, concluimos el tiempo de la Navidad. Ésta es una manifestación de su gran amor por nosotros. Dispongamos nuestro corazón y mente para participar con fe en esta santa misa

 Lecturas: En las lecturas escucharemos una revelación más de Jesús como Mesías. Aquel que ha venido a salvarnos inicia su misión de darnos a conocer a Dios como nuestro Padre. Escuchemos

 Ofrendas: Junto al pan y al vino, ofrezcamos a Dios nuestros deseos de llevar coherentemente nuestra vida cristiana

 Comunión: El Cuerpo de Cristo es alimento espiritual que renueva nuestras fuerzas en el camino hacia el Padre. Acerquémonos con fe y respeto a recibirlo

 ORACIÓN UNIVERSAL

Queridos hermanos: Oremos a nuestro Salvador, que quiso ser bautizado para santificar nuestro bautismo y pidámosle que se compadezca de quienes ha querido que fueran sus hermanos. Unámonos diciendo: Dios de amor, escúchanos.

  1.  Para que Cristo, en quien el Padre se complace, mire con amor a todos los que se preparan para el bautismo o la confirmación o preparan el bautismo de sus hijos, Roguemos al Señor
  2. 2. Para que Cristo ilumine a los que busquen a Dios con sinceridad de corazón y les haga oír la voz del Padre que los llama a escuchar a su Hijo amado, y los conduzca hacia el baño de regeneración. Roguemos al Señor
  3. 3. Para que Cristo el enviado del Padre, que no quiebra la caña cascada ni apaga la mecha que aun humea, conceda la salud a los que viven oprimidos por los poderes del mal. Roguemos al Señor
  4. 4. Para que Cristo el Hijo amado, que quiso ser bautizado en el Jordán, nos haga descubrir y amar la grandeza del bautismo cristiano, don del amor de Dios a los hombres. Roguemos al Señor

 Escucha, Padre, las oraciones de los que te suplican, y haz que los que hemos recibido, por el agua  y el Espíritu, el don de tu vida divina, caminemos siempre como hijos de la luz por las sendas de la vida. Por Jesucristo, nuestro Señor.