8 March 2021
 

 

MIÉRCOLES DE CENIZA

 Febrero  17 de 2021

  Entrada: Hermanos hoy en la Iglesia iniciamos el tiempo de Cuaresma. Tiempo en el  que se nos invita a renovar nuestro compromiso bautismal por medio de la oración, de la penitencia, el ayuno y  el arrepentimiento de nuestros pecados. Que durante estos cuarenta días que nos preparan para la gran fiesta de la Pascua podamos experimentar la presencia del Dios de amor. Con espíritu humilde participemos con fe en esta Santa Eucaristía.

 Lecturas:Que sea la palabra de Dios la  luz que ilumine nuestros pasos en este camino de preparación hacia el encuentro de Jesús resucitado. Escuchemos con atención para que oyendo creamos, creyendo esperemos y esperando amemos.

 Bendición e imposición de la ceniza:

 "Pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: «Conviértanse  y crean  en el Evangelio», o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».Después, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca. Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada".

  Monición a la Imposición de la ceniza:  Señor, hoy nos recuerdas que somos pecadores, invitándonos a la conversión radical de nuestras vidas, hoy nos dices: conviértanse y crean en el Evangelio, es una consigna de liberación de todo lo que nos degrada. La ceniza es garantía de resurrección del hombre nuevo, queremos despojarnos de la hipocresía que nos corroe: que sepamos buscarte y agradarte en lo secreto. Queremos rehacer nuestra opción bautismal para llegar a la noche de la vigilia pascual como hombres y mujeres nuevos, renacidos en tu Espíritu. Por las circunstancias actuales se nos impondrá la ceniza sobre nuestras cabezas, que corresponde a la actitud bíblica del reconocimiento de la Propia culpa y el deseo de conversión.

 Ofrendas:Al presentar las ofrendas en el altar, ofrezcámosle al Señor los propósitos de conversión que hay en nuestro corazón y Él, que ve en lo secreto, nos recompensará. 

 Comunión: Acerquémonos al altar a comulgar el Cuerpo y la Sangre de Cristo, de quien recibiremos esa fuerza para comenzar bien esta Cuaresma. 

  ORACIÓN UNIVERSAL

  Presidente: Oremos ahora al Señor que nos llama a la conversión y a la penitencia y pidámosle que nos dé su fuerza para buscarle con sencillez de corazón. Oremos diciendo:Danos un corazón nuevo, Señor.

  1.    Por la Iglesia, para que durante este período de Cuaresma se encamine hacia la celebración digna de la Pascua. Oremos.

 2.    Por los que rigen los destinos de las naciones, especialmente por los gobernantes de nuestro país, para que, iluminados por la palabra de Dios, gobiernen a nuestros pueblos con la justicia que Dios quiere para sus hijos. Oremos.

 3.    Por los que sufren en el mundo, especialmente por los que les hace falta el pan para poder sobrevivir, para que en este tiempo de cuaresma nos volvamos hacia ellos con misericordia y les brindemos nuestra ayuda. Oremos.

 4.    Por los que nos reunimos hoy en torno al altar del Señor, para que la Ceniza que se nos ha impuesto nos motive a dar signos de una sincera conversión y no echemos en saco roto la gracia que Dios nos ha otorgado. Oremos.

  Presidente: Señor y Padre nuestro, ten misericordia de nuestra debilidad, y ayúdanos a caminar decididos hacia tu Reino, pues somos tus hijos e hijas. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

 Febrero 21 de 2021

   Entrada: Hermanos: hoy celebramos el primer Domingo de Cuaresma, con ella iniciamos el camino hacia la plena luz de la Pascua, es decir, hacia la renovación de la alianza bautismal con Dios. Dispongámonos desde ya a vivirla en plenitud, celebrando dignamente esta eucaristía.

 Lecturas: En el desierto Jesús fue tentado y contó con el auxilio de su Padre, simbolizado en los ángeles que le servían. Terminada la prueba, Jesús inicia su ministerio llamando a la conversión. La que es el llamado urgente que la Iglesia nos hace hoy.

   Ofrendas: Con los dones de pan y vino para la eucaristía, ofrezcamos al Señor nuestro deseo de vivir esta cuaresma que comenzamos, con un verdadero espíritu de conversión

   Comunión: Sabiendo que la fuerza para no caer en la tentación procede de Dios, acerquémonos a comulgar con el Pan que da la vida al mundo.

   ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos: Dirijámonos confiados a nuestro Padre Celestial, seguros de encontrar en El consuelo y respuesta misericordiosa a nuestras súplicas. Digamos todos: Escucha a tu pueblo, Señor.

 1.    Por la Iglesia, empujada como Cristo por el Espíritu al desierto de la Cuaresma, para que se vea fortalecida en la lucha contra las fuerzas del mal. Roguemos al Señor.

 2.    Por los que dirigen los destinos de nuestros pueblos, para que lo hagan pensando en el bien de los más desfavorecidos y se despojen de todo tipo de interés personal y egoísta. Roguemos al Señor.

 3.    Por todos los cristianos: para que esta Cuaresma sea un tiempo de conversión. Roguemos al Señor.

 4.    Por cada uno de nosotros aquí reunidos, que queremos entrar en la Cuaresma: para que podamos vivir la experiencia del encuentro con Dios en Cristo, creamos y nos convirtamos sinceramente. Roguemos al Señor.

 Atiende, Padre Santo,esta oración que hemos presentado ante ti, para que, no quede frustrada nuestra esperanza y sea tu Espíritu el que iluminetodas nuestras buenas intenciones.Por Jesucristo, nuestro Señor.

   SEGUNDO  DOMINGO DE CUARESMA

 Febrero 28 de 2021

  Entrada: Hoy nos disponemos a celebrar el Segundo Domingo de Cuaresma, en este día se nos presenta el pasaje de la Transfiguración de Jesús ante sus discípulos, enseñándonos, que tenemos que seguir a Jesús por el camino de la cruz si queremos llegar con Él a la gloria de la resurrección.Dejemos que hoy también se nos revele a nosotros. Con gozo y alegría iniciemos esta Eucaristía.

  Lecturas: Hoy, la liturgia de la Palabra nos invita a ir en subida en nuestro itinerario de fe, para encontrarnos con Aquel que es capaz de transformar la vida del hombre desde las realidades del amor, la esperanza, la justicia y la solidaridad. Dispongámonos a escuchar con atención la Palabra de Dios.

  Ofrendas: Con el Hijo muy querido queremos ofrecernos en este domingo al Padre para llegar un día a la meta de nuestra glorificación.

  Comunión: Nada podrá separarnos del amor de Cristo, si comulgamos con su Cuerpo. Acerquémonos.

 

ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos: Al Padre, que ha glorificado a su Hijo predilecto y nos ha invitado a escucharlo, presentemos nuestras súplicas confiadas, y digámosle con fe profunda: Padre de amor, escúchanos.

  1.    Roguemos por la Iglesia católica, por el papa Francisco, por nuestros obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados y fieles laicos. Pidamos para todos ellos un gran amor al sacrificio y  a la cruz del Señor.

 2.    Roguemos por quienes han recibido la misión de gobernar en el mundo y en Colombia. Pidamos para cada uno de ellos el desempeño honesto y justo de sus propias obligaciones.

 3.    Roguemos por cuantos se unen más íntimamente a la cruz de Cristo con sus dolores y sufrimientos. Pidamos para ellos la fortaleza de su fe y el consuelo de su esperanza.

 4.    Roguemos por quienes estamos reunidos celebrando esta eucaristía. Para que siendo testigos del amor de Dios, lo difundamos con alegría y demos frutos en la caridad para la vida del mundo.

  Escúchanos, Padre bondadoso, y danos la gracia de convencernos de que no hay  comparación alguna entre las pruebas presentes y la gloria que un día se nos revelará. Por Cristo, nuestro Señor.

 TERCER  DOMINGO DE CUARESMA

 Marzo 7 de 2021

  Entrada: En este tercer domingo de Cuaresma el Señor nos pide una respuesta clara en el cumplimiento de su Ley. Él ha sido fiel entregando a su propio Hijo como víctima propiciatoria en el leño de la Cruz, resucitándolo y ofreciéndonos la vida eterna. Entremos con gozo en esta celebración.

  Lecturas: La Palabra nos revela a un Dios solícito por el ser humano. Acojamos las leyes que el Señor quiere que cumplamos, y sigamos el camino de la Cruz que nos lleva a la experiencia del Resucitado. Escuchemos atentos.

  Ofrendas: Hagamos del santuario de nuestra vida, con todo lo que ella implica, la mejor ofrenda que le presentamos a Dios en este domingo.

  Comunión: Si queremos resucitar con Cristo tenemos que comulgar con su Cuerpo entregado y su Sangre derramada. Hagámoslo con fe.

  

ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos:Oremos confiadamente a nuestro Padre Dios en este tiempo propicio para revivir nuestra condición de bautizados, y digámosle con fe: Escucha, Señor, a tus hijos.

   1.    Por los miembros de la Iglesia, para que sean en todo momento fieles testigos y cumplidores de la ley del amor a Dios y al prójimo.

 2.    Por los gobernantes y los encargados de legislar las naciones, para que busquen siempre el bien común de todos y promuevan leyes justas.

 3.    Por los secuestrados y los injustamente encarcelados, por los desplazados y abandonados, por los que sufren discriminación y son perseguidos, para que gocen de libertad, justicia y paz.

 4.    Por todos nosotros, para que seamos siempre adoradores en Espíritu y en verdad, y cumplamos la ley de Dios que permite no solo una sana convivencia sino una vida con sentido.

  Oh Dios, Padre de toda justicia, que quieres lo mejor para nosotros, te pedimos que escuches nuestras súplicas y nos ayudes a hacer siempre tu voluntad. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

    CUARTO DOMINGO DE CUARESMA “LAETARE”

 Marzo14 de 2021

  Entrada: Impulsados por el espíritu cuaresmal nos reunimos hoy como comunidad de fe y de amor, para celebrar el domingo de la alegría cuaresmal. Participemos con sentimientos de humildad y de sencillez y sintámonos perdonados y salvados por el mismo Jesús.

  Lecturas: La Palabra de Dios que va a ser proclamada, nos hace el llamado a una autentica conversión a partir de la experiencia del amor de Dios que nos perdona. Escuchemos atentos y respondamos generosos.

  Ofrendas: En esta celebración todas nuestras palabras y gestos están llenos de alegría y agradecimiento. Que también así sea nuestra ofrenda.

  Comunión: La nueva vida que Dios nos da en Cristo se hace realidad en el Pan eucarístico que recibimos. Comulguemos llenos de alegría.

  ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos:Para seguir a Jesús no hay otro camino que el de la renuncia y la Cruz. Convencidos de esto, elevemos nuestra oración a Dios Padre, diciendo: Te rogamos óyenos.

  1.    Por el papa Francisco, por los obispos, los sacerdotes y los diáconos, y por cuantos han decidido seguir a Jesús en la vida consagrada, para que sean conscientes de la tarea que han recibido y la vivan con fidelidad.

 2.    Por todos los gobernantes de las naciones y de los pueblos, para que mantengan vivo su interés por cosechar frutos de justicia y de paz.

 3.    Por cuantos sufren por causa de la enfermedad, la pobreza, el desempleo, el secuestro y la cárcel, para que tengan la experiencia del amor infinito de Dios y vivan profundamente este tiempo cuaresmal.

 4.    Por todos los miembros de la Iglesia, para que sintamos que desde el Bautismo Dios nos ha perdonado y nos continúa perdonando.

 5.    Por todos los que participamos en esta eucaristía, para que al salir de ella pongamos en práctica lo que hemos vivido y celebrado.

  Dios Padre, lleno de amor y de misericordia, escucha nuestra súplica confiada, y aviva en nosotros el deseo de agradarte cada vez más. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 QUINTO DOMINGO DE CUARESMA

 Marzo 21 de 2021

  Entrada: Seguimos el camino a la pascua con un corazón contrito y humillado. Permitamos que todo nuestro ser se disponga a celebrar el misterio del amor eucarístico y reconozcamos la presencia de Dios en nuestra comunidad que nos orienta y acompaña. Vivamos con fe, amor y esperanza esta celebración eucarística.

  Lecturas: La Palabra de Dios que va a ser proclamada, en este quinto domingo de Cuaresma, nos ayuda a preparar y disponer nuestras vidas a la novedad que nos traerá la pascua, la fidelidad a Dios. La obediencia del Hijo como muestra de amor y la disposición de vida para conocer y amar más al Señor, será el mensaje que la Palabra nos ofrece. Escuchemos con fe.

  Ofrendas: Ofrezcamos hoy nuestros sacrificios y luchas, nuestras tristezas y alegrías, y comprendamos que es necesario morir para poder vivir.

  Comunión: Jesús nos ha dado ejemplo de entrega total de la vida. Así lo comprendemos mejor al hacernos partícipes de su Cuerpo.

   ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos: Oremos al Padre del cielo por las necesidades e intenciones de todos los que se preparan para vivir la pascua de su Hijo, con un corazón contrito y humillado. Digamos con fe: Padre de amor y misericordia, escucha nuestra oración.

  Pidamos al Señor por el Papa y todos los ministros de la Iglesia, para que, escuchado el mandato del Señor a seguirlo y negándose a sí mismos, permanezcan fieles al amor que profesaron en la respuesta que dieron a su vocación.

  1. Supliquemos al Señor por la Iglesia y por todos los fieles que viven este tiempo de Cuaresma, para que estos días sean de ayuda y fortaleza espiritual en su respuesta generosa al llamado del Señor, de glorificar con sus vidas.
  2. Imploremos al Señor por nuestros gobernantes, para que no dejen de atender las súplicas y necesidades del pueblo, promoviendo la justicia, la equidad y los valores del respeto a la dignidad humana y trabajen siempre por el bien común.
  3. Roguemos al Señor por las necesidades particulares de nuestra comunidad, especialmente, por todos los hermanos que buscan ser cada vez más fieles a la misericordia de Dios y sufren en su cuerpo y alma, la persecución por causa de la predicación del evangelio.

  Escucha Padre de bondad estas y otras súplicas que te dirigimos, ayúdanos a ser fieles al llamado que nos has hecho,te lo pedimos por Jesucristo tu hijoque vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. R. Amén.

 

 DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR

 Marzo 28 de 2021

  Monición para Eucaristía con procesión: Con la alegría del corazón iniciamos la Semana Santa o Semana Mayor. Las palmas y ramosque hemos traído nos recuerdan la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén para consumar su Misterio Pascual. Ahora nosotros vamos a participar de la procesión conmemorando este acontecimiento. Vamos a aclamar a nuestro Señor, vamos a saludarlo cantando con alegría y entusiasmo tal como lo hicieron los habitantes de Jerusalén en aquel tiempo. Iniciemos esta celebración, conscientes de que es una oportunidad más que nos da el Señor para convertirnos a Él.

  Monición para las Eucaristías sin procesión: Iniciamos con esta Eucaristía, la Semana Santa o Semana Mayor, en la cual celebramos con toda la Iglesia los misterios de la salvación actuados por Cristo. En este día, acogemos a Jesús como nuestro Rey y Señor, y contemplamos su Pasión. Esta celebración nos invita a hacer profesión de fe, en donde la cruz y la muerte del Señor son en definitiva el camino de su triunfo y Señorío. Participemos piadosamente.

  Lecturas: La Palabra de Dios nos invita a acoger la cruz de Jesús, signo del amor del Padre y fuente de vida: sin Cristo, muerto y resucitado, no hay salvación. Escuchemos con atención.

  Ofrendas: En estos días santos podemos unir más nuestra vida a la de Jesús y con Él ofrecernos al Padre. Hagámoslo desde este momento.

  Comunión: Para que nuestros pueblos y nosotros, al inicio de estos días especiales, tengamos vida en Jesucristo, comulguemos con el Pan que da Vida.

  ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos: Iniciamos no una Semana Santa más, sino la mejor de nuestra vida. Con sentimientos de obediencia, humildad y amor, a ejemplo de de Jesús, dirijámonos a Dios, diciendo: Sálvanos y escúchanos, Señor.

  1.    Oremos por el Papa Francisco, que ha asumido el gran compromiso de liderar nuestra Iglesia Católica, por los obispos, presbíteros y diáconos, por los religiosos y los laicos. Que esta Semana Santa se convierta en una oportunidad para afianzarnos en la alegría de ser creyentes y así demos testimonio al mundo de que somos discípulos misioneros de Cristo.

 2.    Oremos por las naciones y sus gobernantes, por Colombia y su presidente. Que cada uno, desde su propia condición, nos comprometamos a seguir trabajando por  la justicia, la paz, la vida digna y la ayuda mutua especialmente con los más pobres  y necesitados.

 3.    Oremos por los enfermos y los que tienen grandes dificultades y problemas. Que la experiencia de esta Semana Santa los haga sentir más unidos a la pasión y muerte de Jesús, le encuentren sentido cristiano a sus dolores, y obtengan el consuelo y la ayuda que solo Dios puede darles.

 4.    Oremos por nosotros, para que la fuerza de la Palabra que escuchamos y la gracia del Sacramento que celebramos, nos aliente a dar una respuesta más sincera de fe.

  Dios Padre, santo y fuerte, que todos los años nos concedes el don de poder celebrar la pasión, muerte y resurrección de tu Hijo, escucha las súplicas que te hemos presentado, y haz que estos días santos sean para tu mayor gloria y santificación nuestra. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

   

JUEVES SANTO

 “Misa Vespertina en la Cena del Señor”

 abril 1 de 2021

  Entrada: Alrededor de la mesa de Jesús, nos reunimos como pueblo de Dios para compartir esta cena Santísima. Iniciemos con gozo esta celebración que nos prepara para la gran fiesta, para la noche santa; celebración donde todos reviviremos esa gran entrega de amor del Señor por todos los hombres, que nos conducirá a la vivencia de la gran resurrección de Cristo. Dispongamos nuestro corazón a vivir estos tres días centrales del año litúrgico.

  Lecturas: Con Jesús, la Pascua celebrada por los judíos tiene un nuevo sentido: Ya no es el recuerdo de la liberación del pueblo de Israel del yugo egipcio; ahora es el memorial de su entrega de amor, es el memorial de su pasión, muerte y gloriosa resurrección. Escuchemos con atención.

  Ofrendas: En esta Cena Santa presentemos, además del vino y el pan, nuestra vida y el anhelo de servir, amar y entregarnos a Él de la misma manera como lo hace Dios con cada uno de nosotros.

  Comunión: Comulgar con el Cuerpo y la Sangre de Cristo debe ser para el cristiano participación en la Pasión redentora de Jesús. En esta eucaristía en que iniciamos el Triduo Pascual dispongámonos, mediante la comunión eucarística, a experimentar conscientemente el Misterio de la Pascua.

  Antes de la procesión al lugar de la reserva eucarística: Hermanos, ahora el sacerdote se prepara para llevar en procesión a Jesús Sacramentado al lugar de la reserva solemne.  Jesús hecho Eucaristía es presentado como verdadero pan de vida para que lo admiremos, lo contemplemos y lo adoremos. Permanezcamos ante Él en oración y en alabanza, agradeciéndole por los dones recibidos a través del misterio que hoy celebramos, misterio de amor y de entrega. Adorémosle con toda reverencia.

 

 ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos: Hemos compartido el pan de la Palabra y luego seremos comensales en la mesa de esta Cena eucarística. Supliquemos a Dios, como comunidad de discípulos de Jesucristo, diciendo: Todos: Te rogamos, óyenos.

  1.    Roguemos por la Iglesia, sus ministros ordenados, los religiosos y laicos, para que este Triduo Pascual sea vivido con conciencia clara de ser discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en él, tengan vida.

 2.    Roguemos por los gobernantes, para que en el cumplimiento de su deber ejerzan la justicia y velen por el bien común.

 3.    Roguemos por los débiles, los enfermos, los encarcelados, los secuestrados, para que todos tengan vida por el alimento que perdura hasta la vida eterna y se distribuye en esta Cena.

 4.    Roguemos por los religiosos, las personas consagradas, los laicos y animadores de la vida pastoral, para que viviendo plenamente el amor demos ejemplo de unidad y mutuo servicio al mundo.

 5.    Roguemos por todos nosotros los que compartimos esta Cena, para que redescubriendo la alegría de creer vivamos las realidades temporales – familia, trabajo, apostolado – como primicia de las realidades eternas.

Dios y Padre Nuestro, atiende la oración que tus hijos te dirigen al inicio de este Triduo santo, y haz que sus vidas sean un permanente servicio, a ejemplo de tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

  VIERNES SANTO EN LA PASIÓN DEL SEÑOR

 Abril 2 de 2021

  Antes de iniciar la celebración: Hermanos, nos congregamos esta tarde, para celebrar la conmemoración de la muerte del Señor, cuyo sentido comprenderemos definitivamente en el día de mañana, al celebrar la Vigilia Pascual.  Jesús nos ha enseñado que el sentido de la vida es el amor, y que el amor verdadero llega hasta el extremo de entregar la propia vida. Seremos contemplativos de la Cruz del Señor, donde tuvo origen la salvación del mundo, y, al comulgar, nos haremos partícipes de su Cuerpo entregado y de su Sangre derramada.  Dispongámonos a vivir con mucho recogimiento esta sagrada celebración.

  Antes de la postración: El sacerdote y sus ministros se postran ante al altar.  Este gesto de humildad, de anonadación, expresa la pequeñez del hombre frente a la grandeza de Dios.  Unámonos todos, si es posible, poniéndonos de rodillas.

  Lecturas:En la pasión, Cristo nos da una gran lección de generosidad.  Esto debe despertar en nosotros una respuesta de gratitud y compromiso serio. El camino de la cruz es el camino de nuestra vida, que debemos recorrer apoyados en Jesús. Al final, Él nos dará la victoria.

  Oración universal: Concluimos la liturgia de la Palabra con la oración universal.  Las intenciones de esta oración expresan el valor universal de la pasión de Cristo, elevado en la cruz para la salvación del mundo entero.  Oremos los unos por los otros.

  Adoración de la santa cruz: La cruz, instrumento de muerte, es exaltada y venerada ahora como instrumento de triunfo, como árbol del cual brota la vida para todo el género humano.  Al adorar la Santa Cruz reconocemos que este signo ignominioso se ha convertido para nosotros en signo de victoria y expresión de nuestra esperanza.  En Ella adoramos a Cristo que nos trae la victoria sobre el pecado.

  Comunión: Comulgamos en este Viernes Santo con el pan eucarístico consagrado ayer, y así nos podemos unir más a Jesús, que se entregó a la muerte con el fin de salvarnos a todos.

  

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

 VIGILIA PASCUAL

 Abril 3 de 2021

  Monición introductoria de la Vigilia: Esta noche la Iglesia asume el papel de los criados del Evangelio, que, con lámparas encendidas, esperamos y acogemos al Señor resucitado que nos invita a volver a Él y, a sentarnos a su mesa eucarística. Esta noche nos enseña que Cristo resucitado es luz de nuestro diario vivir; proclamamos la Palabra de la salvación que tiene pleno cumplimiento en la resurrección del Señor.

  Preparación del cirio pascual: fijemos nuestra atención en el cirio que se prepara, para destacarlo luego como señal de la presencia de Jesús resucitado que brilla en medio de nosotros.

  Procesión con el cirio: Cristo es la luz que nos sigue guiando en nuestro camino como discípulos misioneros del Señor.  Sigámosla con fe.

  Pregón pascual: En el canto hacemos más expresiva la plegaria de la Iglesia y con este himno bellísimo del pregón pascual expresamos todos los motivos que nos llenan de alegría en esta noche.

  Ofrendas: El gozo y la alegría que reflejamos en esta Noche Santa debe ser por nuestra nueva condición de hijos de Dios. Hagamos de nuestra vida renovada, por la resurrección de Cristo, el mejor don para presentar a Dios.

  Comunión: ¡Verdaderamente Cristo ha resucitado! Con el gozo de saber que Jesús murió y resucitó por nosotros vayamos a comulgar.

  

ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos: Sintámonos en esta noche verdaderos discípulos y misioneros de Jesús alegres por su Resurrección y elevemos juntos nuestras voces al Padre del cielo, diciendo: A ti, Señor, lo pedimos con fe.

  1.    Con toda la Iglesia católica, con el Papa Francisco, los obispos, y demás ministros ordenados, religiosos y fieles laicos, supliquemos la gracia de continuar viviendo nuestros compromisos bautismales en santidad de vida.

 2.    Con los dirigentes de las naciones de la tierra y los responsables de velar por el orden público, supliquemos la paz que nos trae en estas fiestas pascuales Jesucristo, muerto y resucitado.

 3.    Con las familias de la tierra, con los jóvenes y los niños, supliquemos la gracia de la estabilidad, la responsabilidad y el don de la fidelidad para perseverar en el amor todos los días de la vida.

 4.    Con todos los que estamos aquí reunidos y con aquellos que han sido bautizados hoy, supliquemos la gracia de permanecer al lado de Jesús siendo sus discípulos y sintiéndonos enviados a anunciarlo a otros.

 5.    Con los fieles de la Arquidiócesis de Ibagué, supliquemos que este año dedicado a las familias se convierta en oportunidad para que en todos los hogares Jesús sea reconocido como el camino que nos conduce a la verdadera felicidad.

  Dios y Padre, autor de tantas maravillas, que nos alegras con la Resurrección de tu Hijo,  escucha cuanto te hemos pedido con fe y concédenos prolongar la alegría de esta solemne fiesta. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

   

DOMINGO DE PASCUA EN LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

 Abril 4 de 2021

  Entrada: “¡Cristo vive!”. Con inmenso gozo cristiano por la Resurrección de nuestro Maestro y Señor Jesucristo, nos reunimos en este domingo, el más importante del año, para celebrar esta Eucaristía. Participemos con mucha fe y alegría.

  Lecturas: A ejemplo de los Apóstoles, la certeza de la resurrección de Jesús, nos debe mover a ser sus testigos y misioneros. Este gran acontecimiento cristiano nos compromete más como sus mensajeros. Nuestra misión: Anunciarle al mundo que Cristo está vivo.

  Ofrendas: Jesús ha resucitado y nosotros con Él. Presentemos, en este grandioso día de fiesta, todo nuestro ser y nuestra nueva vida al Dios y Padre nuestro.

  Comunión: Nuestro gozo cristiano es mayor si comulgamos ahora con el Cuerpo de Cristo, que murió y resucitó, y nos da vida nueva.

  ORACIÓN UNIVERSAL

  Queridos hermanos: La celebración anual de la Pascua de Cristo y también Pascua nuestra, es motivo suficiente para exultar de gozo. Oremos en este día a Dios que actuó y que continúa haciéndolo en medio de su pueblo. Unámonos diciendo: A ti, Señor, lo pedimos con fe.

  1.    Oremos por toda la Iglesia  para que desborde de alegría con esta abundante efusión de gozo pascual, haciendo que el papa Francisco, los obispos, presbíteros, diáconos, religiosos, agentes de pastoral y laicos proclamen esta gran noticia de la resurrección, actual y siempre nueva.

 2.    Oremos por todos los gobernantes, para que sientan la gran satisfacción del cumplimento de sus deberes al exigirse honestidad, rectitud y transparencia en todo.

 3.    Oremos por los que sufren: enfermos, secuestrados, desplazados, desempleados, para que siendo testigos de la Resurrección se llenen de la valentía y el optimismo necesarios para luchar contra la adversidad.

 4.    Oremos por todos nosotros y las familias de la Arquidiócesis de Ibagué, para que este tiempo de Pascua, a la luz de la Palabra, redescubramos que Cristo es el único camino, verdad y vida.

 Llegue hasta ti, Dios Creador, nuestra súplica llena de gozo espiritual por la Resurrección de tu Hijo, y haz que por Él nuestros pueblos tengan vida. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.