18 July 2024
 

 

 

 

Con la presencia de expertos en temas ambientales, los obispos colombianos, durante el segundo día de Asamblea Plenaria, centraron su atención en los desafíos que en el contexto actual implica el cuidado de la Casa Común, principalmente en Colombia, ante realidades como: la minería extractiva, la deforestación, el fracking y las actividades económicas que se sobreponen al respeto y cuidado de los recursos naturales y de las comunidades.

En esta línea, los prelados participaron en el panel ‘Lo que pasa en nuestra casa’, que contó con la intervención de Julio Fierro Morales, director del grupo de investigación TERRAE y miembro de la Red Iglesias y Minería; Oscar Tosse, coordinador de la Dirección de Gestión del Recurso Hídrico del Ministerio de Ambiente; y Gustavo González, docente de Universidad de Los Andes.

Minería y petróleo, tierra y agua, biodiversidad y deforestación fueron los ejes temáticos desarrollados en la sesión moderada por monseñor Héctor Fabio Henao, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social.

Tras conocer datos y realidades concretas de distintas zonas del país, los obispos reiteraron el llamado a tomar conciencia sobre “el compromiso de proteger y cuidar la riqueza que Dios nos ha entregado”.

“Somos responsables de uno de los sectores más importantes del mundo en cuanto a biodiversidad, somos responsables de uno de los sectores más importantes del mundo en cuanto a la generación del oxígeno a través de la Amazonía y también de una enorme riqueza hídrica”, insistió mons. Henao.

“No somos indiferentes de las problemáticas ambientales: de la minería, de la contaminación, de la desforestación. Seguimos explotando la selva sin medir impactos y, como dice el Papa, no se trata de una crisis solo ambiental sino también de las consecuencias que se pueden producir a nivel social para las comunidades”, agregó monseñor Joaquín Humberto Pinzón G., Vicario Apostólico de Puerto Leguízamo – Solano.

Dos aspectos centrales orientaron la reflexión y proyección de la jornada: la Encíclica Laudato si' del Santo Padre Francisco sobre el cuidado de la Casa Común y los aportes del reciente Sínodo para la Amazonía.
 
Acompañamiento y formación

Son dos de los pilares con los que actualmente la Iglesia colombiana avanza en su misión ante el cuidado de la creación.

“La Iglesia siempre ha estado muy cercana a las comunidades. En este momento histórico, por ejemplo, en el Caquetá, por el fenómeno del extractivismo, nos hemos dado a la tarea de acompañar en aspectos normativos y legales, brindado herramientas a las comunidades; posibilitando el diálogo, incluso con las expresas extractivistas, a fin de buscar el bien común”, precisó monseñor Omar de Jesús Mejía, arzobispo de Florencia.

“El Sínodo nos dejó muchas tareas, entre ellas, constituir estructuras que posibiliten un mejor acompañamiento evangelizador a la Amazonía. Gracias a Dios en Colombia hemos venido caminando en este sentido (…) Como obispos estamos buscando la manera de poder llegar mejor a las comunidades indígenas. También, venimos trabajando en lo que el Papa nos pidió: la ministerialidad de la Iglesia”, afirmó.

Las últimas tres Asambleas del Episcopado colombiano se han orientado bajo el marco de la evangelización de lo social, abordando el componente: político, económico y, ahora, ambiental.

Para el tercer día del encuentro se proyecta la revisión del magisterio del Papa Emérito Benedicto XVI y del Papa Francisco con miras a perfilar líneas de acción pastoral para animar una ecología integral.

 Fuente: https://www.cec.org.co/sistema-informativo